Bajo el peso de las horas

“Inclusión” es la primera palabra de esta novela. Y es ahí, en el comienzo mismo de la historia, cuando tironeada por esa palabra Eva comprende el peso de las horas, la caída en la que se ha embarcado, y comprende también que acaso el rumbo de sus días ya no será el de siempre. Sabe que le han implantado un chip que cuando llegue a los sesenta años va dejarla en letargo.
Los personajes de DATVA viven y actúan como nosotros, los lectores, van y vienen del trabajo, tienen cenas familiares, amigos, pero en otras condiciones, condiciones que han modificado el modo de relacionarse con los demás, y sobre todo con ellos mismos. La tirantez se ha instalado, también la desconfianza. Los rumores crecen.
Mercedes Vidal nos trae un mundo distópico, no muy alejado del nuestro en cuanto a los personajes, las situaciones, el lenguaje que hablan esos personajes. De ahí la empatía que su protagonista, Eva, genera en el que lee.
(del Prólogo de Claudia Cortalezzi)

Datva - Mercedes Vidal

$1.800
Datva - Mercedes Vidal $1.800

Bajo el peso de las horas

“Inclusión” es la primera palabra de esta novela. Y es ahí, en el comienzo mismo de la historia, cuando tironeada por esa palabra Eva comprende el peso de las horas, la caída en la que se ha embarcado, y comprende también que acaso el rumbo de sus días ya no será el de siempre. Sabe que le han implantado un chip que cuando llegue a los sesenta años va dejarla en letargo.
Los personajes de DATVA viven y actúan como nosotros, los lectores, van y vienen del trabajo, tienen cenas familiares, amigos, pero en otras condiciones, condiciones que han modificado el modo de relacionarse con los demás, y sobre todo con ellos mismos. La tirantez se ha instalado, también la desconfianza. Los rumores crecen.
Mercedes Vidal nos trae un mundo distópico, no muy alejado del nuestro en cuanto a los personajes, las situaciones, el lenguaje que hablan esos personajes. De ahí la empatía que su protagonista, Eva, genera en el que lee.
(del Prólogo de Claudia Cortalezzi)