“Marx, lo sabemos, leía a Balzac. Hoy los marxistas deberían leer a María Lobo y recorrer la auscultación que ella realiza, contando las finas miserias y los sutiles aciertos de las clases dominantes que, en muchos casos, no son –no logran ser– clases dirigentes”. Juan Terranova, Revista Tónica

“Uno llega a la última página, vuelve a hojear y sabe que una pronta relectura va a ser inevitable”. Salvador Biedma

“Libro tras libro, con la obstinación y la minuciosidad de un copista medieval, María Lobo busca algo a lo que por moda o impericia los narradores argentinos contemporáneos renunciaron: una voz propia. Eso que era tan importante para los más grandes escritores de nuestra literatura, llámense Pizarnik, Di Benedetto, Saer, Tizón, Piglia o Fogwill”. Maximiliano Tomas

“La idea de constelación parece apropiada para definir el mundo ficcional de María Lobo: redes de elementos, aparentemente estables, unidos por –uno intuye– mucho más que la mirada del observador”. Eduardo Muslip

 

*** Consultar stock***

El interior afuera - María Lobo

$800
El interior afuera - María Lobo $800

“Marx, lo sabemos, leía a Balzac. Hoy los marxistas deberían leer a María Lobo y recorrer la auscultación que ella realiza, contando las finas miserias y los sutiles aciertos de las clases dominantes que, en muchos casos, no son –no logran ser– clases dirigentes”. Juan Terranova, Revista Tónica

“Uno llega a la última página, vuelve a hojear y sabe que una pronta relectura va a ser inevitable”. Salvador Biedma

“Libro tras libro, con la obstinación y la minuciosidad de un copista medieval, María Lobo busca algo a lo que por moda o impericia los narradores argentinos contemporáneos renunciaron: una voz propia. Eso que era tan importante para los más grandes escritores de nuestra literatura, llámense Pizarnik, Di Benedetto, Saer, Tizón, Piglia o Fogwill”. Maximiliano Tomas

“La idea de constelación parece apropiada para definir el mundo ficcional de María Lobo: redes de elementos, aparentemente estables, unidos por –uno intuye– mucho más que la mirada del observador”. Eduardo Muslip

 

*** Consultar stock***