Esta edición doble faz contiene los libros Mark en el espacio, publicado por primera vez por editorial Huesos de Jibia en 2007 y agotado ese mismo año, y Día tras día, que tuvo una primera edición en 2009 por Colección Chapita y una segunda edición aumentada, en formato plaqueta, por Neutrinos en 2014.
En sus respectivas primeras páginas, Ana Inés López, por un lado, y Miguel Ángel Petrecca, por otro, dan la bienvenida a lxs lectorxs, con la complicidad y la sana envidia de quien está por encontrarse por primera vez con estos poemas o por redescubrirlos.
Petrecca considera que la brevedad de Día tras día, que “apenas alcanza para armar una plaqueta”, “no le impide ser uno de los mejores libros de poesía de los últimos años”; Ana Inés afirma que Mark en el espacio “es una joya única y particular de la poesía argentina del nuevo milenio y somos muches a los que nos alegra que se reedite después de trece años”. En esta edición podemos asistir a la confrontación o la complementariedad de por lo menos dos momentos de una obra desperdigada, en la que un libro se respalda en otro.

I

Si en medio de la noche se dispersa el humo
y en la cama hay bichos bolita
o en el sueño arañas, si encendés la luz
y todas las habitaciones de la nave permanecen oscuras
el incendio puede pasar desapercibido
en la luz de otros fuegos
porque en el sueño hubo bichos y en la cama arañas
y muchas veces encendiste la luz y todo permaneció oscuro
pero nunca algo en tu habitación ardió
entonces te desplomás como un fruto maduro sobre la cama
sumido en vaya a saber qué sueño sordo
y un poema increíble comienza a crecerte en el pelo
se enreda cubriéndote por completo el cuerpo
y de pronto se hace el día y otra vez la noche
y luego el día y la noche sucesivamente, sin pausas
te ves como un astronauta espiando por la escotilla
la mirada fija en nada ¿quién otro ibas a ser?
¿el hombre araña? ¿la chica de la boletería?
fruncís el ceño, torcés los ojos y te das cuenta:
la alegría es una cosa extraña
en tu paseo por el espacio le escribís a tu amante
que continuás sintiéndote terriblemente solo.

 

*** Consultar Stock ***

Mark en el espacio / Día tras día - Mariana Suozzo

$590
Mark en el espacio / Día tras día - Mariana Suozzo $590

Esta edición doble faz contiene los libros Mark en el espacio, publicado por primera vez por editorial Huesos de Jibia en 2007 y agotado ese mismo año, y Día tras día, que tuvo una primera edición en 2009 por Colección Chapita y una segunda edición aumentada, en formato plaqueta, por Neutrinos en 2014.
En sus respectivas primeras páginas, Ana Inés López, por un lado, y Miguel Ángel Petrecca, por otro, dan la bienvenida a lxs lectorxs, con la complicidad y la sana envidia de quien está por encontrarse por primera vez con estos poemas o por redescubrirlos.
Petrecca considera que la brevedad de Día tras día, que “apenas alcanza para armar una plaqueta”, “no le impide ser uno de los mejores libros de poesía de los últimos años”; Ana Inés afirma que Mark en el espacio “es una joya única y particular de la poesía argentina del nuevo milenio y somos muches a los que nos alegra que se reedite después de trece años”. En esta edición podemos asistir a la confrontación o la complementariedad de por lo menos dos momentos de una obra desperdigada, en la que un libro se respalda en otro.

I

Si en medio de la noche se dispersa el humo
y en la cama hay bichos bolita
o en el sueño arañas, si encendés la luz
y todas las habitaciones de la nave permanecen oscuras
el incendio puede pasar desapercibido
en la luz de otros fuegos
porque en el sueño hubo bichos y en la cama arañas
y muchas veces encendiste la luz y todo permaneció oscuro
pero nunca algo en tu habitación ardió
entonces te desplomás como un fruto maduro sobre la cama
sumido en vaya a saber qué sueño sordo
y un poema increíble comienza a crecerte en el pelo
se enreda cubriéndote por completo el cuerpo
y de pronto se hace el día y otra vez la noche
y luego el día y la noche sucesivamente, sin pausas
te ves como un astronauta espiando por la escotilla
la mirada fija en nada ¿quién otro ibas a ser?
¿el hombre araña? ¿la chica de la boletería?
fruncís el ceño, torcés los ojos y te das cuenta:
la alegría es una cosa extraña
en tu paseo por el espacio le escribís a tu amante
que continuás sintiéndote terriblemente solo.

 

*** Consultar Stock ***