Entrar a este libro es tomarse un ibuprofeno ambiguo: los síntomas pueden crecer, disminuir, transformarse o explotar como papelitos de colores mientras suenan las Kumbia Queers. Pero de algo podemos estar seguros: esa pastilla no es un placebo. Nos queda un consuelo y aparece escrito en uno de los poemas: “tranqui que el dolor pasa, pero para pasar el dolor, hay que pasar por el dolor”. Yo también amé y amo y estoy acá. No fue gratuito, pero tampoco fue tan grave. Sigamos arriesgándonos, que para eso estamos. No nos pensemos como formularios difíciles de llenar ni como un premio. Ahora tenemos una ventaja: existe este libro como una ayuda más. Dicho todo esto, y como se puede leer en Fruto rojo: “algo pide silencio: es la primera hoja de este otoño”.

 

*** Consultar Stock ***

Fruto rojo - Tomás Litta

$500
Fruto rojo - Tomás Litta $500

Entrar a este libro es tomarse un ibuprofeno ambiguo: los síntomas pueden crecer, disminuir, transformarse o explotar como papelitos de colores mientras suenan las Kumbia Queers. Pero de algo podemos estar seguros: esa pastilla no es un placebo. Nos queda un consuelo y aparece escrito en uno de los poemas: “tranqui que el dolor pasa, pero para pasar el dolor, hay que pasar por el dolor”. Yo también amé y amo y estoy acá. No fue gratuito, pero tampoco fue tan grave. Sigamos arriesgándonos, que para eso estamos. No nos pensemos como formularios difíciles de llenar ni como un premio. Ahora tenemos una ventaja: existe este libro como una ayuda más. Dicho todo esto, y como se puede leer en Fruto rojo: “algo pide silencio: es la primera hoja de este otoño”.

 

*** Consultar Stock ***