Estudio introductorio y notas de Graciela Marcos

Traducción de María Cristina Davolio y Graciela Marcos


“La palabra es un poderoso soberano que con un cuerpo pequeñísimo y del todo invisible lleva a término las obras más divinas”, escribió Gorgias, el sofista. Su Encomio de Helena lo demuestra. Dirigido a revertir el juicio negativo que tradicionalmente pesó sobre la bella mujer, acusada de ser culpable de la guerra de Troya, el texto es una exhibición de retórica en la que Gorgias despliega los múltiples artilugios que le valieron la fama. Por su brillo y por la solidez de su cadena argumentativa, el Encomio de Helena deviene involuntario encomio del discurso persuasivo mismo y nos permite ponderar la influyente interpretación que la sofística, y Gorgias en particular, merecieron a Platón.

Nuestra edición, bilingüe, incluye una introducción y un conjunto de notas claras y precisas que echan luz sobre cada paso del texto.

 

Gorgias, nacido circa 485-480 en Leontinos, Sicilia, cuna de la retórica, llegó a Atenas en el 427, año del nacimiento de Platón, quien no sólo le dedica uno de sus diálogos sino que lo cita abundantemente en sus escritos. Tanto por esas referencias al leontinense en su calidad de retórico, como por el influjo que calladamente debieron ejercer los planteos gorgianos acerca de la relación entre ser y lenguaje sobre su filosofía, el testimonio de Platón no deja dudas del prestigio alcanzado por Gorgias entre los atenienses, ni tampoco del valor de sus planteos desde el punto de vista filosófico.  Fue, según la tradición, discípulo de Empédocles y tuvo seguidores ilustres como Isócrates y Alcidamante. Entre sus escritos más importantes, además de Encomio de Helena y  Defensa de Palamedes, cabe destacar las dos versiones doxográficas que conservamos de Sobre el no ser o sobre la naturaleza. Famoso por su longevidad, se dice que Gorgias habría alcanzado la edad de ciento ocho años.

 

Graciela Elena Marcos es doctora en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires e investigadora del CONICET. Profesora Asociada de Filosofía Antigua en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, es autora de libros y numerosos artículos sobre filosofía griega clásica en revistas especializadas del país y del extranjero, especialmente sobre la obra platónica tardía y la sofística antigua.

 

María Cristina Davolio es profesora de Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Ha sido profesora de Lengua y Cultura griegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Actualmente es Vicedecana de la Facultad de Filosofía, Ciencias de la Educación y Humanidades de la Universidad de Morón, donde se desempeña también como Profesora Asociada de Filosofía Antigua.

 

*** Consultar Stock ***

Encomio de Helena - Gorgias

$600
Encomio de Helena - Gorgias $600

Estudio introductorio y notas de Graciela Marcos

Traducción de María Cristina Davolio y Graciela Marcos


“La palabra es un poderoso soberano que con un cuerpo pequeñísimo y del todo invisible lleva a término las obras más divinas”, escribió Gorgias, el sofista. Su Encomio de Helena lo demuestra. Dirigido a revertir el juicio negativo que tradicionalmente pesó sobre la bella mujer, acusada de ser culpable de la guerra de Troya, el texto es una exhibición de retórica en la que Gorgias despliega los múltiples artilugios que le valieron la fama. Por su brillo y por la solidez de su cadena argumentativa, el Encomio de Helena deviene involuntario encomio del discurso persuasivo mismo y nos permite ponderar la influyente interpretación que la sofística, y Gorgias en particular, merecieron a Platón.

Nuestra edición, bilingüe, incluye una introducción y un conjunto de notas claras y precisas que echan luz sobre cada paso del texto.

 

Gorgias, nacido circa 485-480 en Leontinos, Sicilia, cuna de la retórica, llegó a Atenas en el 427, año del nacimiento de Platón, quien no sólo le dedica uno de sus diálogos sino que lo cita abundantemente en sus escritos. Tanto por esas referencias al leontinense en su calidad de retórico, como por el influjo que calladamente debieron ejercer los planteos gorgianos acerca de la relación entre ser y lenguaje sobre su filosofía, el testimonio de Platón no deja dudas del prestigio alcanzado por Gorgias entre los atenienses, ni tampoco del valor de sus planteos desde el punto de vista filosófico.  Fue, según la tradición, discípulo de Empédocles y tuvo seguidores ilustres como Isócrates y Alcidamante. Entre sus escritos más importantes, además de Encomio de Helena y  Defensa de Palamedes, cabe destacar las dos versiones doxográficas que conservamos de Sobre el no ser o sobre la naturaleza. Famoso por su longevidad, se dice que Gorgias habría alcanzado la edad de ciento ocho años.

 

Graciela Elena Marcos es doctora en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires e investigadora del CONICET. Profesora Asociada de Filosofía Antigua en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, es autora de libros y numerosos artículos sobre filosofía griega clásica en revistas especializadas del país y del extranjero, especialmente sobre la obra platónica tardía y la sofística antigua.

 

María Cristina Davolio es profesora de Filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Ha sido profesora de Lengua y Cultura griegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Actualmente es Vicedecana de la Facultad de Filosofía, Ciencias de la Educación y Humanidades de la Universidad de Morón, donde se desempeña también como Profesora Asociada de Filosofía Antigua.

 

*** Consultar Stock ***