A fines de noviembre de 1974 me llamó un amigo desde París y me dijo que LotteEisner estaba muy enferma y que probablemente moriría, a lo que yo dije que eso no podía ser, no en este momento, el cine alemán aún no podía prescindir de ella, no debíamos permitir que eso sucediera. Agarré una campera, una brújula y un bolso con lo estrictamente necesario. Mis botas eran tan sólidas y nuevas que confiaba en ellas. Tomé el camino más recto hacia París, con la firme creencia de que ella seguiría con vida si yo iba a pie.

Werner Herzog

 

*** Consultar Stock ***

Del caminar sobre hielo - Werner Herzog

$690
Del caminar sobre hielo - Werner Herzog $690

A fines de noviembre de 1974 me llamó un amigo desde París y me dijo que LotteEisner estaba muy enferma y que probablemente moriría, a lo que yo dije que eso no podía ser, no en este momento, el cine alemán aún no podía prescindir de ella, no debíamos permitir que eso sucediera. Agarré una campera, una brújula y un bolso con lo estrictamente necesario. Mis botas eran tan sólidas y nuevas que confiaba en ellas. Tomé el camino más recto hacia París, con la firme creencia de que ella seguiría con vida si yo iba a pie.

Werner Herzog

 

*** Consultar Stock ***