El mundo contemporáneo propone a los individuos todo salvo devenir sujeto. En este sentido, se puede sostener la tesis de que el mundo contemporáneo es la idea de la muerte del sujeto como tal, en beneficio de la existencia de animales humanos competitivos que se reparten -por otra parte, en condiciones de desigualdad absoluta- los recursos disponibles.

Entonces, desde este punto de vista, se trata de proponer una resurrección del sujeto o más exactamente una resurrección de los sujetos o una resurrección de la subjetividad, dando por sentado que por subjetividad se entiende siempre la relación con, el tocar, la incorporación a un proceso de verdad.

Por lo tanto, si la gran cuestión de hoy, con el nombre de retorno del marxismo, reafirmación de la idea, oposición al capitalismo mundializado, puede ser descrita como una resurrección, entonces, evidentemente, esta resurrección es esencialmente afirmativa. Ella no iene por esencia la destrucción de la muerte ni la destrucción del capitalismo, aunque pueda orientarse en esta dirección; tiene por esencia la reaparición de la posibilidad de ser y de hacer que el individuo viva a la altura del sujeto que es capaz de ser. Porque, a fin de cuentas, pienso que la verdadera vida se da cuando un individuo percibe que es capaz para mucho más de lo que se sabía capaz, cuando franquea su propio límite interior, en materia precisamente de afirmación creadora, de puesta en marcha de una idea colectiva.

Alan Badiou en Acerca del fin

 

***Preguntar por stock***

Acerca Del Fin - Alain Badiou

$600
Acerca Del Fin - Alain Badiou $600

El mundo contemporáneo propone a los individuos todo salvo devenir sujeto. En este sentido, se puede sostener la tesis de que el mundo contemporáneo es la idea de la muerte del sujeto como tal, en beneficio de la existencia de animales humanos competitivos que se reparten -por otra parte, en condiciones de desigualdad absoluta- los recursos disponibles.

Entonces, desde este punto de vista, se trata de proponer una resurrección del sujeto o más exactamente una resurrección de los sujetos o una resurrección de la subjetividad, dando por sentado que por subjetividad se entiende siempre la relación con, el tocar, la incorporación a un proceso de verdad.

Por lo tanto, si la gran cuestión de hoy, con el nombre de retorno del marxismo, reafirmación de la idea, oposición al capitalismo mundializado, puede ser descrita como una resurrección, entonces, evidentemente, esta resurrección es esencialmente afirmativa. Ella no iene por esencia la destrucción de la muerte ni la destrucción del capitalismo, aunque pueda orientarse en esta dirección; tiene por esencia la reaparición de la posibilidad de ser y de hacer que el individuo viva a la altura del sujeto que es capaz de ser. Porque, a fin de cuentas, pienso que la verdadera vida se da cuando un individuo percibe que es capaz para mucho más de lo que se sabía capaz, cuando franquea su propio límite interior, en materia precisamente de afirmación creadora, de puesta en marcha de una idea colectiva.

Alan Badiou en Acerca del fin

 

***Preguntar por stock***