Hace unas décadas campeaban en América latina tres poetas ineludibles: Gabriela Mistral (Chile), Alfonsina Storni (Argentina) y Juana de Ibarbouru (Uruguay). Hoy, en esos tres países, aparece una luminosa constelación en la escritura poética de mujeres, cada autora con inconfundible luz (y voz) propia y todas ellas con una marca particular en el espacio de habla hispana. 

Es un honor para mí, investigadora literararia norteamericana con más de dos décadas de residencia en la Argentina, presentar este Vivir es peligroso, donde la autora se entrenta, sin vacilar, pero también sin pesimismo, contra el tema de la vida y la muerte. Pero no es un balance; es prematuro para SELVA CASAL, tiene todavía mucho por contar (porque la poesía también cuenta) y esta poeta uruguaya lo hace con una vitalidad estremecedora. Aquí están sus poemas "Como la lluvia llama a las ranas pequeñas", "Como a una ceremonia", "Yo tuve un pájaro" que lo prueban. Más el resto del libro, que merece saltar el cerco de su idioma natal y navegar en otras lenguas. 

Lea Fletcher

Colección poesía Personal

Edición 2001 

Vivir es peligroso - Selva Casal

$1.600
Vivir es peligroso - Selva Casal $1.600

Hace unas décadas campeaban en América latina tres poetas ineludibles: Gabriela Mistral (Chile), Alfonsina Storni (Argentina) y Juana de Ibarbouru (Uruguay). Hoy, en esos tres países, aparece una luminosa constelación en la escritura poética de mujeres, cada autora con inconfundible luz (y voz) propia y todas ellas con una marca particular en el espacio de habla hispana. 

Es un honor para mí, investigadora literararia norteamericana con más de dos décadas de residencia en la Argentina, presentar este Vivir es peligroso, donde la autora se entrenta, sin vacilar, pero también sin pesimismo, contra el tema de la vida y la muerte. Pero no es un balance; es prematuro para SELVA CASAL, tiene todavía mucho por contar (porque la poesía también cuenta) y esta poeta uruguaya lo hace con una vitalidad estremecedora. Aquí están sus poemas "Como la lluvia llama a las ranas pequeñas", "Como a una ceremonia", "Yo tuve un pájaro" que lo prueban. Más el resto del libro, que merece saltar el cerco de su idioma natal y navegar en otras lenguas. 

Lea Fletcher

Colección poesía Personal

Edición 2001