Creemos que las palabras no son gratuitas, pero no sabemos cuáles son sus últimos efectos o sus últimas consecuencias. Una impresión que nos deja este libro de poemas es que se sabe responsable (no suele suceder) de las suyas. Ello puede deberse a que toda la literatura es una búsqueda y que, al menos intuitivamente, este libro lo sabe. El énfasis en numerosos poemas en la búsqueda de las palabras lo corrobora.

Acaso una pregunta esencial que se hace este hermoso libro de poemas es por qué hablamos y por qué escribimos. ¿Qué realidad buscamos cuando hablamos y cuándo escribimos, y dónde se halla esa realidad? Umberto Eco dijo que lo que se escribe sobre un libro, es un polvo que ese libro se sacude de cuando en cuando. Dejemos, pues, hablar al libro mismo: “Y un día el cuerpo rompe las capas / hasta encontrar / la infancia / en la que las tardes eran felices. / Es pura intuición de la memoria / que desarma las trampas, / hasta recuperar / los sustantivos / y los verbos / para que el cuerpo / por fin, se nombre.”
Quiénes somos, de dónde procede lo que somos, por qué hablamos, por qué escribimos; tales preguntas pueden ser los motivos de estos poemas...

 

*** Consultar Stock ***

La poética de la seda - Ángela Pradelli

$390
La poética de la seda - Ángela Pradelli $390

Creemos que las palabras no son gratuitas, pero no sabemos cuáles son sus últimos efectos o sus últimas consecuencias. Una impresión que nos deja este libro de poemas es que se sabe responsable (no suele suceder) de las suyas. Ello puede deberse a que toda la literatura es una búsqueda y que, al menos intuitivamente, este libro lo sabe. El énfasis en numerosos poemas en la búsqueda de las palabras lo corrobora.

Acaso una pregunta esencial que se hace este hermoso libro de poemas es por qué hablamos y por qué escribimos. ¿Qué realidad buscamos cuando hablamos y cuándo escribimos, y dónde se halla esa realidad? Umberto Eco dijo que lo que se escribe sobre un libro, es un polvo que ese libro se sacude de cuando en cuando. Dejemos, pues, hablar al libro mismo: “Y un día el cuerpo rompe las capas / hasta encontrar / la infancia / en la que las tardes eran felices. / Es pura intuición de la memoria / que desarma las trampas, / hasta recuperar / los sustantivos / y los verbos / para que el cuerpo / por fin, se nombre.”
Quiénes somos, de dónde procede lo que somos, por qué hablamos, por qué escribimos; tales preguntas pueden ser los motivos de estos poemas...

 

*** Consultar Stock ***